domingo, 4 de mayo de 2014

El precio de querer tener razón

Imagen: medicablogs.diariomedico.com

      "En ciertos momentos, la única forma de tener razón es perdiéndola"

                                                                    José Bergamín (1895-1983)
 


Como bien debes saber las comunidades de vecinos se rigen por la Ley de la Propiedad Horizontal (LPH). Vigente desde 1960 y con varias modificaciones posteriores, ha tratado de irse adaptando a las necesidades sociales, generarando un marco que regule las relaciones entre los copropietarios y como consecuencia establecezca un orden de convivencia.

Nosotros pensamos que esta Ley ha de entenderse meramente como un referente, en tanto simplemente expresa la relación de derechos y deberes entre los distintos copropietarios, pero por si sola no garantiza la buena convivencia, sino que ésta deberemos conseguirla por nosotros mismos.

Si has llegado a este blog, de seguro andas buscando alguna solución, siendo muy posible que en tu comunidad trabajéis tratando de encajar los problema observando únicamente los derechos y deberes, así, ante cualquier circunstancia actuáis desde esa perspectiva, atribuyendo quien tiene y quien no tiene la razón.

A este respecto lo que te queremos proponer si lo que pretendes es conseguir una convivencia armoniosa, es que a priori releguéis la mera observación jurídica a las antípodas y tratéis de comprender las causas que han motivado las circunstancias que os afectan y desde ahí planteéis las posibles soluciones.

Olvidaros si la LPH, os inviste de razón. Si os empeñáis en tener la razón, cuando tratéis el problema, no estaréis atentos y reaccionareis ante cualquier argumento que ponga en cuestión vuestros supuestos derechos.

Pensar que imponer la razón siempre tiene un precio. Sino atendéis y trataís de resolver las causas que han motivado el conflicto, comprometeréis vuestra convivencia futura.